La Singularidad Tecnológica

18 julio 2017 — Actualidad

¿Habéis oído hablar de la singularidad tecnológica?

Como nos recuerda Wikipedia, “la singularidad tecnológica es el advenimiento hipotético de inteligencia artificial general. La singularidad tecnológica implica que un equipo de cómputo, red informática, o un robot podrían ser capaces de auto-mejorarse recursivamente (rediseño de sí mismo), o en el diseño y construcción de computadoras o robots mejores que él mismo.

Se dice que las repeticiones de este ciclo probablemente darían lugar a un efecto fuera de control -una explosión de inteligencia- donde las máquinas inteligentes podrían diseñar generaciones de máquinas sucesivamente cada vez más potentes, la creación de inteligencia muy superior al control y la capacidad intelectual humana».

Dicho evento causaría una ruptura en la Historia del ser humano tan profunda que resultaría imposible hacer ningún tipo de predicción sobre los cambios que se ocasionarían a partir del mismo.

Da un poco de miedo pensarlo. Algunos sitúan la fecha en la que nos llegará esa singularidad en la década de los 40 de este siglo, otros incluso antes y es cierto que estamos viviendo la irrupción de la llamada Inteligencia Artificial en muchas facetas de nuestras vidas.

Leyendo un artículo de Daron Acemogu, economista de moda que ha escrito entre otros el muy vendido “Por qué fracasan los países”, me dio una alegría. No es imprescindible que los puestos de trabajo desaparezcan porque sus funciones las comiencen a realizar las máquinas. Como bien dice Daron, surgirán otros trabajos ligados al conocimiento, y muchos otros cuya función primordial será la comunicación entre personas y máquinas.

Lo vemos en nuestra realidad cotidiana, tanto nuestro Jefe de Proyecto de una implantación de la solución CLOUD sobre formación, como el Desarrollador de extensiones de integración (¿no es esto comunicación?) entre sistemas de gestión de Recursos Humanos, como el Coordinador del servicio externalizado de cálculo de nómina de los empleados de un cliente determinado, necesitan ser buenos comunicadores y no sólo con los diferentes interlocutores con los que se relacionan. No sólo hablamos con los responsables del cliente, validadores de la solución, usuarios clave, compañeros de equipo, interlocutores de otras aplicaciones, sino también hemos de ser hábiles interlocutores con los cada vez más numerosos y diversos sistemas de gestión que “viven” en las máquinas (blandas y duras, “soft and hard”).

Sistemas como el Siri, Google voice o el CoPilot, recientemente lanzado al mercado por parte de SAP, tienen un papel cada vez más relevante.

La comunicación se revela como la primera competencia, desarrollémosla en todos los ámbitos y papeles de nuestra compañía y estaremos fijando las bases para sobrevivir, a lo mejor liderar…

LinkedInTwitterWhatsApp

Noticias relacionadas

1 diciembre 2016 — Actualidad

“Los proyectos de Talento son la línea de negocio en la que más estamos creciendo”

Leer noticia

4 mayo 2016 — Actualidad

La movilidad en el mundo de la empresa, Ignacio San Luis Castellano, director de Integra

Leer noticia

3 mayo 2018 — Recursos Humanos

Los Robots en los Procesos de Negocio (incluso en los de Recursos Humanos)

Leer noticia