Big Data e Inteligencia Artificial en Recursos Humanos

16 abril 2020 — Actualidad

recursos humanos, Big Data, Inteligencia Artificial, Utilidades

¿Qué son el Big Data  y la IA?

Big Data

Dice un refrán aquello de “el saber es poder”. Pues bien, el Big Data es realmente eso, poder a causa de conocimiento. Engloba como concepto la famosa “nube de datos”.

Este es un término tan sencillo como la acumulación de información generada en red. Estos datos se generan de manera masiva, lo que impide su correcto procesamiento y gestión con las herramientas ordinarias.

Coloquialmente, ha sido nominada como “el petróleo del S.XXI”. Según datos proporcionados por la UE, estamos hablando de una producción de unos 6 Megabyte/persona diarios, y aproximadamente 1700 nuevos billones de bytes/minuto, datos que para el año 2025 habrán sido duplicados.

Inteligencia Artificial (IA)

Por otro lado, la Inteligencia Artificial (IA) es la inteligencia llevada al cabo por máquinas. Estas máquinas son capaces de percibir, comprender y reaccionar al entorno como si de una persona real se tratase. Es el medio perfecto para la automatización de procesos y toma de decisiones en tiempo real.

Se estima que para el año 2025 el aumento en la utilización de herramientas de IA será aproximadamente un 85% superior al actual, representando una cifra de mercado de 127 millones de euros en términos de facturación.

Pero ¿cómo puede ayudar el Big Data y la IA en mi compañía?

El Big Data es un medio efectivo de resolución de problemas. Gracias a la abundancia de información, con las herramientas adecuadas, podemos solventar muchas de las dudas que la compañía posea, incluso aquellas que no hayan planteado aún. Es decir, nos proporciona las referencias necesarias para seguir creciendo.

La IA es una de esas inversiones empresariales que empiezan a ser señaladas como “necesarias” para el funcionamiento de la compañía. Optimiza procesos laboriosos que hacen perder un valioso tiempo en procesos de una relevancia superior.

Lo cierto es que, tanto la IA como el Big Data han dejado de ser una utopía para reafirmarse como uno de los elementos potencialmente imprescindibles.

 

¿Y al departamento de RRHH?

Efectivamente, la llamada “III Revolución industrial” o “Revolución Digital” está estrechamente ligada al departamento del capital humano.

La optimización de procesos y la acumulación de datos permite a las empresas una mayor organización y precisión a la hora de efectuar su actividad, tanto interna como externa.

Lo cierto es que estos conceptos (tanto Big Data como IA) son compatibles con la finalidad de una optimización clave.

Si analizamos casos de usabilidad, podríamos destacar:

  • Selección de personal: Cada vez es una tarea más complicada encontrar el talento que destaque y se ajuste al máximo posible a las necesidades de nuestra compañía. Por eso, el uso del Big Data como fuente de conocimiento, y la IA, como la realización de estos conocimientos en procesos de automatización de menor importancia. Por ello, son fuentes complementarias.

 

  • Canal de comunicación Interno: En base a los datos que nos proporciona el Big Data, la Inteligencia Artificial nos puede ayudar en la resolución de problemas. Un ejemplo son las sugerencias, consejos u advertencias de como llevar al cabo, de la manera más adecuada, la comunicación interna. Es especialmente útil para direccionar la comunicación al foco del problema y solventarlo de manera más eficaz. Así mismo, la IA nos abre una ventana a la interacción virtual mediante chatbots que resuelven de manera esporádica dudas muy específicas en reuniones, programas o acontecimientos del día a día.
  • Formación Interna: Saber que necesitamos de los nuevos integrantes de la compañía nos puede ayudar a establecer criterios de formación específicos del puesto. La IA fomenta mejorar  el enfoque autodidacta mediante la propulsión del establecimiento de bases ultra-personalizadas que permiten el crecimiento de la curva de aprendizaje del individuo.
  • Automatización de tareas: como ha sido mencionado con anterioridad, este es uno de los grandes fuertes de la IA, ayudada del Big Data. Ahorrar tiempo y dinero, acompañado de una mejora en la productividad por motivo de la exclusión de actividades rutinarias, perfecciona y adapta la compañía a los tiempos que corren.
  • Aprovisionamiento Inteligente: En base al control de los medios de los que dispone la compañía mediante la “nube”, la Inteligencia Artificial nos facilita previsiones de como va a evolucionar la actividad corporativa para anticiparnos a ello.
  • Control del Personal: Permite agilizar los turnos de trabajo de los empleados, así como la previsión de las necesidades de contratación que posea la empresa en determinada época del año. Así mismo, nos permite mantener un entorno más seguro en el que nuestros trabajadores se sientan cómodos para ejercer sus tareas.
  • Detectar y Evitar Ciberataques: El Big Data, como ya sabéis, es conocedor de los problemas programáticos más actuales. Este hecho, acompañado de la IA, nos permite ser conocedores y prever cuales son los focos que nos pueden generar problemas en el sistema informático empresarial.

Inspire. Improve. Innovate

Noticias relacionadas

Integra

Llámanos al +34 91 708 01 20

(Sede Madrid, Ver otras sedes)

contacto
Integra

Newsletter

¿Quieres estar al día de nuestras noticias?,

contacto