Beneficios de la formación: La piedra angular de la gestión del talento

14 junio 2021 — Actualidad

La formación como epicentro de la gestión del talento está tomando una posición cada vez más relevante en las empresas y organizaciones.

Según el estudio “Approaching the Future 2021: Tendencias en Reputación y Gestión de Intangibles”, elaborado por Corporate Excellence – Centre for Reputation Leadership, más de la mitad de los directivos consultados, hasta un 52%, considera que lo primero que deberían priorizar las empresas para adaptarse al futuro del trabajo, es la gestión del talento y la formación.

Este datado toma todo el sentido si lo situamos en el contexto actual. La transformación digital ha sido tabla de salvación y palanca impulsadora de los negocios desde que comenzó la crisis sanitaria del 2020. Y, por supuesto, para que la transformación digital sea eficiente, es necesario poner a “las personas” en el centro, proporcionándoles la formación necesaria para el uso de las tecnologías que sustentan la digitalización.

 

¿Por qué es importante la formación para la gestión del talento?

 

Lo miremos bajo el punto de vista que lo miremos, la formación debe ser considerada por las empresas como una inversión, no como un gasto, que aporta beneficios a toda a organización, tanto para los empleados, como para la propia empresa.

 

Beneficios de la formación para los empleados

  • Les permite aumentar su potencial para el desempeño de sus funciones y tareas
  • Les facilita la eficiencia en la gestión de sus obligaciones
  • Supone un punto de apoyo para que puedan tomar el control sobre sus carreras profesionales
  • Les hace sentir que la compañía cuida de su evolución dentro de la organización

 

Beneficios de la formación de empleados para las empresas

  • Facilita a la compañía aumentar la productividad departamental y, por tanto, también la empresarial
  • Permite a la empresa contar con un personal más cualificado que fomenta un mejor posicionamiento de la organización en el mercado, frente a sus competidores
  • Motiva a los empleados para continuar evolucionando y adoptando nuevas metodologías que facilitan el crecimiento empresarial
  • Una empresa que ofrezca a sus empleados un programa de formación, bien definido y orientado a las necesidades de los distintos puestos, promueve la fidelización del talento
  • Posiciona a la empresa frente a sus competidores para la captación de nuevo talento (es un aliciente más para potenciales empleados)
  • Acorta tiempos para logra una adopción e integración más rápida de nuevas tecnologías por parte de toda la plantilla, como es en el caso de la transformación digital

 

En  Integra, por nuestro contacto con los departamentos de recursos humanos de múltiples sectores, hemos detectado el creciente interés de las empresas en la formación de sus empleados. No obstante, invertir en formación es invertir en captar, retener y promover el talento en la compañía y, por tanto, invertir en el éxito del negocio.

Últimas noticias