Becari@s: La importancia de una buena gestión que beneficiará a ambas partes

25 octubre 2021 — Actualidad

Las prácticas curriculares y extracurriculares que realizan l@s becari@s son una oportunidad para los estudiantes universitarios de completar su formación, y para las empresas de captar un potencial talento, si se sabe cómo gestionarlo.

Para que la relación becari@/empresa sea beneficiosa para ambas partes, RRHH ha de planificar dos puntos esenciales:

Funciones laborales de los becario@s

Estas se deben definir junto al director o responsable del cual dependerá el/la becari@ para evitar que su labor se convierta en “hacer fotocopias” o “llevar el café”. Además, tener estas funciones definidas desde el principio y compartirlas con el interesado en el momento de su incorporación a la empresa, será un aliciente muy motivador para el estudiante en prácticas.

Integración en la empresa de los becari@s

Independientemente de las funciones específicas de cada becari@, el departamento de Recursos humanos debe tener diseñado un protocolo de integración común para todos, que facilite su incorporación:

  • Es interesante que el/la becari@ conozca la empresa. Esto incluye no sólo los aspectos laborales de la organización, sino también otros, como cuáles son sus valores, políticas sociales o culturales.
  • En algunas grandes empresas todos estos aspectos los suelen explicar un alto cargo de la compañía reuniendo al grupo de becarios, en una pequeña charla de bienvenida. La impresión que causará en los recién incorporados no podrá ser mejor. En pequeñas empresas se puede hacer igualmente en un entorno más distendido.
  • Nombrar un mentor por cada becari@ también funciona muy bien. Este mentor estará en el departamento al que se incorpore el/la becari@ y será la persona que resuelva sus dudas y le guíe en cualquier aspecto, ya sea laboral o de otra índole dentro de la organización.
  • Marcar reuniones periódicas entre el director o responsable del área y el becario para que puedan contrastar su evolución dentro del departamento.
  • Además, es importante que también desde RRHH hagan un seguimiento de la evolución, manteniendo igualmente reuniones periódicas individualizadas con los becarios, para conocer su satisfacción y si el acuerdo inicial, como las funciones asignadas, se está llevando acabo.

Tras finalizar el tiempo en la empresa de cada becari@, RRHH debe analizar su trayectoria y adaptación junto al correspondiente director. En este periodo de tiempo, en su desempeño de funciones en el día al día, podemos descubrir “diamantes en bruto” potenciales aportadores de valor a la compañía.

Si como empresa hemos sabido hacer una buena gestión, tendremos mayores posibilidades de que ese becari@ que queramos sumar a nuestra plantilla lo hagan comprometido y con entusiasmo.

Una vez más, desde Integra conocemos y reconoce todo el valor añadido que el Departamento de Recursos Humanos puede aportar a la empresa, como es en el caso de la gestión de l@s becari@s, no limitando su implicación a la selección de perfiles.

Pero nada de esto es posible, como hemos comentado en otras ocasiones, si RRHH no se descarga de labores rutinarias que “roban el tiempo” y que pueden ser agilizadas gracias a la transformación digital.

Últimas noticias